Llega una de la noches más esperadas por mayores y niños, los segundos esperan con ilusión la llegada de los Reyes Magos mientras que los primeros se llenan de emoción con sus sonrisas. Esta noche los más pequeños son absolutos protagonistas de la jornada, un día intenso en el que llevar un calzado cómodo y de calidad se convierte en necesario.

Nuestros reyes de la casa correrán, jugarán y saltarán sin parar por eso necesitan todo el confort posible. La elección de los zapatos para los más pequeños es una importante decisión en la que se deben tener en cuenta algunos factores que ayudarán al desarrollo y formación de sus pies, por eso, desde Pikolinos queremos darte algunas recomendaciones para que ellos vayan tan cómodos como tu.

Toda la esencia y el saber hacer de la firma se traslada al formato mini para que los reyes de la casa corran, jueguen y disfruten con todo el confort que caracteriza Pikolinos. Aunque a primera vista lo que va a conquistarnos es el diseño, al tratarse de calzado infantil hay otros detalles a los que debemos prestar una atención más especial. A continuación os dejamos algunos consejos que os ayudarán a la hora de seleccionar el zapato perfecto para ellos.

Colección para niños de Pikolinos

  1. Elige un calzado con suela antideslizante que les permita andar seguros. Los niños juegan constantemente sin tener en cuenta el pavimento por lo que una suela antideslizante evitará caídas y algún que otro susto innecesario.
  2. Selecciona siempre un calzado realizado con materiales naturales, evitando los plásticos y otros derivados sintéticos que, aunque reducen el precio, no beneficiarán a sus pies. La calidad de la piel es importante en mayores y niños pero, en estos últimos debemos tener en cuenta que su pie está en época de formación por lo que se deberá prestar una mayor atención. La piel ayudará a la transpiración, además de evitar rozaduras.
  3. La puntera deberá ser cuadrada o redondeada con espacio suficiente para facilitar la movilidad de los dedos. Como en los adultos, los pies de los niños deben tener espacio suficiente en el calzado para evitar molestias.
  4. La sujeción es un factor muy importante. Lo más cómodo para los niños son zapatos con hebillas, cordones o velcros si queremos facilitar su cierre.
  5. La talla es muy importante. Lo ideal es probar ambos pies y saber que igual de malo será comprarlos pequeños que grandes, por lo que se debe descartar la idea de que si se compra grande durará más tiempo. Recuerda que un zapato grande va a provocar una mala pisada.

Con estos consejos conseguirás elegir el zapato perfecto para que los más pequeños disfruten sin parar.