Cierto es, que las bajas temperaturas muchas veces nos hacen más perezosos a la hora de viajar pero no hay destino que un buen abrigo y un buen calzado te impida visitar. Ahora que estamos empezando a superar el síndrome post vacacional tras los días navideños, es momento de empezar a pensar en el próximo destino. Así que, elige tus Pikolinos preferidos, tus complementos más abrigados y una buena chaqueta y prepárate para vivir cientos de aventuras descubriendo lugares preciosos.

Botín Pikolinos modelo Lyon

Botín Pikolinos modelo Lyon

Desde nuestro blog, hoy te recomendamos lugares perfectos a los que viajar en invierno sin necesidad de salir de  España y es que, en nuestro país, tenemos sitios increíbles a los que escapar para desconectar de nuestra rutina diaria aunque sólo sea por un par de días. Lugares fríos, con montaña, con mar, con encanto, inolvidables…

Puebla de Sanabria

Quizá uno de los pueblos más bonitos para una escapada rural. Situado en la provincia de Zamora, este precioso lugar te conquistará por su casco histórico, sus calles empedradas, sus murallas y, por supuesto, por el Parque Natural del Lago de Sanabria, el más grande de la península de origen glaciar y el elemento más característico de la zona.

Albarracín

Un lugar que nadie debería perderse. Declarado Conjunto Histórico-Artístico desde 1961 y propuesto por la UNESCO para ser declarado Patrimonio de la Humanidad, visitarlo en invierno es una auténtica maravilla. Paseando por sus calles estrechas y empinadas podrás notar como el aire puro te ayuda a reponer fuerzas.

Para finalizar este recorrido y dejando a un lado las escapadas rurales, nos acercamos al mar, al sonido de las olas y a la paz de un paseo al atardecer junto a la playa.

Peñíscola

Aunque este destino a orillas del mediterráneo sea mucho más deseado en verano, la posibilidad de conocerlo en invierno brinda la oportunidad de disfrutarlo con una tranquilidad que en época estival es impensable. Peñíscola tiene un encanto singular. Su historia, gastronomía y su entorno natural, con la playa y el Parque Natural de la Sierra de Irta, lo posicionan como uno de los lugares con más encanto.